El duque y la duquesa de Sussex llegaron al Royal Albert Hall para lo que se espera sea uno de sus compromisos públicos finales, antes de retirarse como miembros de la Realeza Británica. Harry acudió acompañado de su esposa al Festival de Música Mountbatten, en su papel de Capitán General de los Royal Marines.

Tomaron asiento, después de haber sido recibidos por cinco miembros de los Royal Marines, cuando llegaron al lugar, en South Kensington. Meghan combinaba con su marido con estilo, con un vestido largo de color rojo, tacones rojos y un elegante bolso de mano. El festival reúne a músicos, compositores y directores de clase mundial de las Bandas de los Royal Marines de Su Majestad.

Sobre este evento oficial de la pareja, el sitio de celebridades de Estados Unidos, explicó que el duque y la duquesa de Sussex parecían “un par de llamas ardientes” el sábado en el Reino Unido, en el famoso Festival Anual de Música Mountbatten en el Royal Albert Hall, un evento patrocinado por el ejército destinado a honrar a los valientes británicos, que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.

Es por eso que Harry asistió está vestido con su abrigo marino rojo y Meghan hizo lo mismo con un impresionante vestido a juego. Es uno de sus últimos eventos como miembros de la realeza de alto rango, después de esto, están abandonando los títulos, incluidos los militares. La pareja se retira definitivamente de la Familia Real el 31 de marzo.

El Festival Anual de Música Mountbatten

Los miembros de los Royal Marines exhibirán su musicalidad durante el festival de dos días, que marca el 75 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. También marca el 80 aniversario de la formación de los comandos británicos. Las ganancias se destinarán a la Royal Marines Association - The Royal Marines Charity y la organización benéfica de apoyo contra el cáncer, CLIC Sargent.

Una nueva vida, especialmente para Harry

El lunes, Harry y Meghan tendrán su último evento real junto a la Reina, y después de eso, comienza una verdadera vida nueva para la pareja. Mientras tanto, el pequeño Archie permanece en Canadá, porque corresponde a sus padres estar presente en estos últimos eventos reales, que fueron parte importante de la vida de Harry.

Aun hay mucha expectativa en Norteamérica sobre los nuevos roles que ambos desempeñarán en un mundo, que es totalmente diferente y quizá todavía un poco desconocido para el hijo menor de la princesa Diana, especialmente relacionado a su independencia financiera de la Corona Británica. El tema ha generado controversia entre el pueblo inglés, algunos critican la decisión y otros apoya incondicionalmente a Harry, a quien consideran una de las personalidades más admiradas del Reino Unido.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!