La 72ª edición de los premios Emmy será una entrega de premios como ninguna otra. Como es la primera ceremonia importante de premios de la industria del entretenimiento que se lleva a cabo desde que comenzó la pandemia de coronavirus, todos los ojos estarán puestos en el presentador Jimmy Kimmel y el equipo de ABC el domingo por la noche. Esta vez, en lugar de pregrabar segmentos, los Emmy en horario estelar han optado por enviar 130 cámaras a nominados en 20 ciudades y 10 países.

El productor Ian Stewart comparó el complicado proceso de producción con “tratar de ver 130 partidos deportivos al mismo tiempo”, durante una mesa redonda virtual con periodistas, el miércoles.

Los ganadores darán sus discursos de agradecimiento, en línea

A los nominados se les envió un anillo de luz, una computadora portátil, un micrófono boom y una cámara como parte del paquete. Los ganadores darán sus discursos a través de su computardora y luego serán trasladados a una sala de prensa virtual para realizar conferencias de prensa rápidas con los reporteros.

A modo de comparación, los Creative Arts Emmy, que se llevaron a cabo en el transcurso de cuatro noches esta semana, tuvieron discursos de aceptación pregrabados de cada nominado. Quien ganó, tuvo su discurso transmitido.

Con tantas fuentes para monitorear, el equipo de producción optó por utilizar el Staples Center en Los Ángeles como base de operaciones para el programa.

No habrá público en el evento ni alfombra roja. No se proporcionó un código de vestimenta a los nominados, por lo que algunos pueden aprovechar la oportunidad para disfrazarse mientras que otros pueden optar por un conjunto de pijamas cómodos.

La transmisión incluirá apariciones de Jason Bateman, Sterling K.

Brown, Laverne Cox, Count von Count de “Sesame Street”, Morgan Freeman, Lin-Manuel Miranda, RuPaul y Patrick Stewart, entre otros. No está claro si transmitirán desde el Staples Center o si se unirán a la transmisión desde sus hogares.

El músico HER actuará en vivo para el segmento “In Memoriam”

“Es una especie de pesadilla logística”, dijo Stewart en broma, según informes de los medios.

“Va a ser genial. ¿Cómo podría salir mal? ”

El equipo de producción, así como Kimmel, parecen estar tomando la posibilidad de un desastre con calma, esperando que las cosas salgan mal y tengan que adaptarse rápidamente. La entrega de premios es un experimento y el equipo lo trata como tal. El productor Reginald Hudlin dijo que la forma en que se presentan los premios cambiará de una categoría a otra, pero no dio más detalles sobre los planes del equipo.

“Es posible que algunos de ellos no funcionen, pero dijimos, simplemente experimentemos y tengamos a la audiencia un poco más al borde de sus asientos”, dijo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!