Narrar la historia de una vida y la realidad del contexto social en el que se vive, tiene un valor evocativo, recreativo y también analítico. Se describe el entorno a través de la propia y el nexo entre texto y contexto. Hoy los canales de mayor difusión y popularidad para esta narración social son los blog y especialmente las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Google +, Pinterest. Plataformas digitales donde se cuentan hechos, recuerdos, opiniones y comentarios en manera cronológica y donde la interacción con los lectores es directa e inmediata.

En este sentido, la democratización de la información no es una utopía.

El concepto fue ideado por la Human Rights Action Center, como la posibilidad de cualquier persona de tener acceso a ideas, opiniones, saber e instrucciones desde cualquier lugar en cualquier momento. Así, el estatus y los derechos de los ciudadanos serán fortalecidos. La organización ha lanzado un llamado a las Naciones Unidas y a la Unesco para aprobar la Carta de la Libertad de las Comunicaciones, donde los principios de privacy sean tutelados y se ayude a superar las barreras lingüísticas y económicas de acceso a los instrumentos electrónicos.

La organización también busca de llamar a la comunidad internacional para “garantizar que todas las contribuciones en red puedan ser seguidas” y que la censura en los motores de búsqueda sea combatida.