Todos los que usamos redes sociales con mucha frecuencia, disfrutamos de compartir información que consideramos valiosa o graciosa.

Sin embargo este manejo de mensajes, en gran medida se llega a convertir en irresponsable, al no existir confirmación por parte de quien comparte, del origen de la misma.

El llamado “Phishing”, es una herramienta que se utiliza para hackear las redes sociales y correos electrónicos, para robar información personal del usuario.

Correos fraudulentos e información falsa, son los principales medios por los cuales se ejerce este delito.

Esta técnica que en muchos casos proviene de bancos o instituciones, redirige al usuario hacia sitios externos en donde al entrar en ellos, se “permite” sin darnos cuenta, que se roben nuestros datos personales.

Es por ello fundamental y de gran importancia que cuando leamos algún mail o tratemos de compartir algún tipo de información en redes sociales, verifiquemos el origen de la misma, que provenga de sitios serios de información y de periodistas reconocidos y respetados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!