En un buen día, la batería de mi teléfono nunca baja del 35%. Un teléfono sin nada de batería es inútil, y la ansiedad que acompaña a ese miedo es suficiente para hacer que pensemos en una infinidad de alternativas, como activar el ahorra de energía, ir a alguna tienda cercana por un cargador desechable o abrazarnos a lo inevitable: mi batería está en camino a su propio funeral. Por lo menos, he encontrado una aplicación de mensajes instantáneos que convierte esa sensación de desesperación en anticipación. Bienvenido a Die With Me [VIDEO], la aplicación que tiene una sala de chat que solo puedes usar cuando tu teléfono está a punto de morir.

Si su batería tiene algo más que una carga del 5%, Die With Me no abrirá sus puertas; Una vez que esté dentro, si carga hasta más del 5%, automáticamente lo sacará de la habitación.

Es un lugar para relacionarse, por un momento fugaz, con extraños compartiendo la misma experiencia telefónica cercana a la muerte, una con un temporizador de cuenta atrás incorporado en tus conversaciones: ¿Qué dirás en los momentos antes de que tu pantalla se ponga negra? En un momento en que las grandes Redes Sociales se sienten como un laberinto sin fin de malas noticias y toxicidad, Die With Me es un refugio pequeño y seguro que ofrece una conexión humana evanescente como recompensa por un dispositivo que está apunto de apagarse.

El creador de esta aplicación nos menciona lo siguiente:

El artista Dries Depoorter y el desarrollador David Surprenant se inspiraron en la experiencia de perderse en una ciudad debido a una batería muerta. "Creo que todos con un teléfono inteligente [han experimentado] este tipo de situación alguna vez", le dice a The Verge [VIDEO].

"Como artista digital, realmente quería hacer algo con este sentimiento". Die With Me se asemeja a una sencilla sala de chat de los 90, donde a todos se les pide que ingresen un nombre de usuario y luego se dejan caer en una habitación individual. A medida que las baterías de sus compañeros se agotan, el porcentaje restante se muestra junto a su nombre, una cuenta regresiva que inevitablemente termina con la muerte de sus teléfonos y el cierre de sesión.

Depoorter y Surprenant consideran la aplicación más un proyecto de arte que un juego o una plataforma social. El dúo planea lanzar un libro más adelante con las conversaciones de la habitación, que abarcan desde descripciones urgentes de sus problemas de batería baja a juegos de adivinanza irónicos donde el premio es un cargador de ficción. "Puedes compartir el mismo sentimiento con otras personas", dice Depoorter. "Es un sentimiento que nuestra generación entiende". La sensación de depender de la tecnología".

Una exclusividad única

Die With Me proporciona un sentido fugaz de exclusividad y una razón para esperar un bajo porcentaje de batería.

Es un club al que solo puedes unirte temporalmente, una sala secreta que se desvanece cuando tu tiempo se acaba. Depoorter no proporcionó números sobre cuántas personas han descargado el servicio, pero dice que hay un promedio de cinco personas en el chat en un momento dado. Ofrece una combinación de anonimato agradable y azar aleatorio que recuerda a las primeras salas de chat de Internet, donde las personas entraban y salían a su gusto.