Varias figuras de alto perfil en el mundo de la ciencia y de la tecnología han expresado abiertamente su preocupación con respecto al tema de la inteligencia artificial (pos sus sigla en ingles IA), entre esa personas se encuentra Elon Musk, quien, en una charla ofrecida en noviembre de 2017, afirmó que los esfuerzos para que la inteligencia artificial sea segura solo se tiene un cinco o diez por ciento de posibilidad, a lo que no es una cifra nada alentadora para muchos.

La advertencia al mundo por parte de Musk

Esta advertencia realizada por Musk se produjo después de que él afirmara que la regulación de la inteligencia artificial era drásticamente necesaria porque es un “riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana”.

El multimillonario dijo que las regulaciones evitarán que la humanidad sea burlada por las computadoras, o que pueda iniciar una guerra manipulando información. Los gobiernos deben de tener una mejor comprensión de la rápida evolución de la tecnología y más con respecto a la inteligencia artificial, para comprender totalmente los riesgos, estas fueron palabras del CEO de Space X y tesla el pasado mes de julio de 2017.

Un comentario polémico

Una de los comentarios que realizó Musk durante una sesión de preguntas y respuestas fue: “Una vez que haya conciencia, la gente tendrá mucho miedo, como deberían. Pero cuando hayamos reaccionando en el tema de la regulación de la inteligencia artificial, será demasiado tarde”, este comentario lo hizo en la conferencia de National Governors Association en Rhode Island.

Musk dijo que le primer paso es que el gobierno comprenda mejor los rápidos avances en el desarrollo de la inteligencia artificial

En otras Noticias:

La IA puede decir cuándo vas a morir

No hay duda que día a día la tecnología nos sorprende, en esta ocasión los investigadores de Stanford han desarrollado una inteligencia artificial la cual puede predecir cuando un paciente morirá con un efectividad de hasta 90 por ciento de precisión.

Tal vez la idea parezca algo desconcertante, pero la finalidad de este trabajo es para mejorar enormemente la atención al final de la vida de los pacientes y de sus familias. Al determinar con mayor precisión cuando un paciente está en fase terminal o gravemente enfermo, los cuidadores pueden priorizar sus deseos y sobre todo las conversaciones importantes antes de que sea demasiado tarde.

Este estudio fue publicado por pre-print en arXiv, el equipo de Stanford explica que a menudo existe una gran discrepancia entre la forma en que un paciente desea vivir el resto de su vida y como realmente sucede, según los investigadores, aproximadamente el 80 por ciento de los estadounidenses desean pasar sus últimos días en casa, pero más del 60 por ciento terminan muriendo en un hospital.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!