El #acoso en #Redes Sociales es un fenómeno, que se ha intensificado en los últimos años. El acceso que tienen los estudiantes a la #Tecnología ha tomado un curso violento. Según una encuesta – Children´s Society, las redes sociales no abordan seriamente el acoso cibernético, lo que con lleva a un fracaso hacia la #responsabilidad de contenidos y la subsecuente salud mental de niños y jóvenes.

Los #datos concluyen que usuarios de 11 – 25 años – casi la mitad de 1.089 encuestados – han sido víctimas de mensajes de texto repulsivos, así como de amenazas en distintas #redes sociales. Algunos de ellos expresaron su mutismo por no poder compartir con sus padres, esta serie de eventos desagradables en línea.

Los jóvenes se pusieron en acción para expresar su inconformidad, ya que las compañías de medios sociales, no hacen nada para encarar el problema. Una niña de 15 años que realizó la #encuesta, mostró su descontento al afirmar que las empresas destinadas a las redes sociales, deben tomar las quejas con seriedad y validar la información rápidamente. Ya que este tipo de #comentarios insanos no se eliminan por parte de los moderadores de manera inmediata.

Algunos padres consideran que eliminar la cuenta es más que suficiente, para ponerle un alto al #problema

Sin embargo no se dan cuenta, que hoy en día la #comunicación en redes [VIDEO] sociales, es parte de la inclusión social cotidiana, de niños y jóvenes. Ciertas cuentas deberían ser más valoradas y más si se trata de público infantil y adolescente para combatir el acoso cibernético.

Sobre el informe de Safety Nest, la investigación sugiere a las #empresas encargadas de redes sociales, a responder a la información intimidante dentro de las 24 horas de ser publicada, explicar a jóvenes usuarios las normas del sitio en un lenguaje claro, para que estén enterados del comportamiento en línea. De igual manera, estas empresas deben tomar medidas urgentes y rígidas contra los individuos que violan las #leyes.

El #ciberacoso es una de las causas que está corrompiendo a la sociedad. Las comunidades en Internet, dañan con mensajes hirientes la autoestima de muchos jóvenes. El sistema de compartir información y curiosidades falla, y la #violencia se disemina como una droga. De diversos comentarios surgen otros, la cadena ahoga a varios niños en una asfixiante soledad, sin saber a quién acudir cuando el problema ya ha rebasado los límites del aguante del joven o la joven. Es hora de probar la responsabilidad social de las redes sociales, con la exhaustiva revisión de esta #información toxica. Por desgracia la #viralización cuenta más, que mantener la tranquilidad comunicativa. #Ciberbullying