3, 2, 1, Ignition

Con el lanzamiento que tuvo el #Falcon Heavy, considerado el cohete más poderoso del mundo, la carrera espacial por la conquista del #universo, toma una nueva perspectiva y pone las posibilidades de llegar al planeta hermano Marte, en una misión tripulada, más cerca de lo que nos podemos imaginar.

Hacía muchos años que el mundo no se volcaba a ver el despegue de una nave espacial como lo ha hecho el día de ayer 6 de febrero el #Falcon Heavy.

En los tiempos de la guerra fría en la que los Estados Unidos y Rusia competían por la conquista del espacio, las transmisiones de los despegues de las naves norteamericanas de las misiones Apolo, unían a las familias enteras ante esos televisores de enormes pantallas de cubo que proyectaba la imagen en tonos de blanco y negro.

Hoy el mundo se ha vuelto a emocionar y a admirado el avance de la tecnología, al ver en tiempo real a todo color y desde cualquier dispositivo móvil, un cohete de enorme potencia que entre sus cualidades tenía la de poder recuperar los cohetes propulsores con una aterrizaje preciso en tierra.

Como toda prueba espacial, los resultados no pudieron ser del todo exitosos ya que el núcleo central del #Falcon Heavy no pudo ser recuperado en la base marítima que se había colocado para ello y debido a un desperfecto terminó por estrellarse en el mar a una velocidad de caída libre de 480 kilómetros por hora.

El #Falcon Heavy fue diseñado por la empresa de tecnología [VIDEO] Space X, tiene 70 metros de alto y cuenta con una capacidad de carga de 66 toneladas lo que permitirá lanzar grandes satélites a una órbita de 36,000 km cuadrados sobre la tierra [VIDEO].

El cohete más poderoso del mundo actual, voló a una velocidad de 11 km/seg.

¡Un auto!

Si ya de por si la maravilla del lanzamiento nos ha dejado a todos sorprendidos, el hecho de saber que el #Falcon Heavy lleva como invitado especial a una automóvil eléctrico Tesla Roadster color rojo convertible con un maniquí vestido de astronauta como tripulante y que ambos estarán en órbita permanentemente alrededor del sol, es toda una aventura espacial que más bien parece un relato de ciencia ficción y no un hecho real acontecido en el planeta tierra.

La carrera por la conquista del espacio ha reiniciado su largo andar y la llegada del hombre a Marte podrá convertirse en una realidad próximamente, aunque todavía faltan algunos años para ello, el simple hecho de saber que la tecnología espacial está alcanzando nuevamente niveles de importancia, nos deja completamente en la expectativa de un futuro viaje a las estrellas.

La conquista del espacio

Conocer el espacio ha sido una tarea que siempre cautivó a las primeras civilizaciones en la tierra.

En el apogeo del siglo XX, el inicio y nacimiento de las nuevas tecnologías permitieron poner a un par de hombres, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, sobre la superficie lunar en el famoso “Mar de la Tranquilidad”. Tuvieron que pasar diez misiones anteriores para lograr tan anhelado éxito.

Posteriormente nos maravillamos con los despegues y aterrizajes exitosos del transbordador espacial Challenger que ayudaron a formar la Estación Espacial Internacional así como para la colocación de diversos satélites que hoy unen al mundo en tiempo real.

La conquista del espacio ha cobrado vidas de animales, hombres y mujeres quienes en su afán por conocer las delicias de permanecer en órbita alrededor del planeta tierra, otorgaron sus vidas para que la tecnología y seguridad espacial no detuviera su camino de progreso.

Seguramente desde el espacio en donde se encuentren, esos valientes astronautas que murieron en el intento, habrán gozado con júbilo, el despegue del ##Falcón Heavy

#NASA