Ex-trabajadores de Facebook y Google e inversores que ayudaron a construir los servicios utilizados por miles de millones de personas, están presionando a los gigantes tecnológicos para que sus productos sean menos adictivos, especialmente para los niños.

La campaña educativa, llamada verdad sobre la Tecnología, viene como un escrutinio de las consecuencias de la salud mental, de utilizar estos servicios y las críticas recientes de las empresas, para dirigirse a los jóvenes con las versiones de sus productos para niños. Es por esto que CommonSensemedia, que se encuentra a favor de los niños en la era digital, y el centro, sin fines de lucro para la tecnología humana, están detrás de la campaña dirigida a los estudiantes, padres y maestros.

Tristan Harris, el antiguo especialista en diseño de Google, quien es un alto miembro en la directiva de CommonSense, con preocupación se refirió a lo que sucede de la siguiente manera:

"Han creado la economía de atención y ahora están comprometidos en una carrera de armamentos para capturar y retener la atención humana, incluyendo la atención de los niños. Los tecnólogos, ingenieros y diseñadores tienen el poder y la responsabilidad [VIDEO] de construir productos que creen un mundo mejor”.

CommonSense, indicó que esta semana, junto al centro de tecnología humana, celebrarán una conferencia para detallar cada técnica usada por las grandes compañías, para atraer la atención de los niños, y así causar un daño potencial, generando desórdenes, estrés y/o ansiedad. Los grupos indican que trabajarán a la par, con el fin de desarrollar normas para la tecnología de diseño ético, que desalienta la adicción y para impulsar la regulación de las empresas tecnológicas.

Esa preocupación ha crecido con el uso creciente de la tecnología por los niños

De acuerdo con el CommonSense, se estima que el uso de la tecnología por parte de los adolescentes se promedian alrededor de nueve horas al día, siendo la mitad de los adolescentes quienes dicen que se sienten adictos a sus dispositivos móviles, y la mayoría de los padres, 60%, dicen que sus hijos son adictos [VIDEO]

"Las compañías tecnológicas están llevando a cabo un experimento masivo y en tiempo real sobre nuestros hijos, y, en la actualidad, nadie realmente los está responsabilizando", dijo en un comunicado James P. Steyer, CEO y fundador del CommonSense "sus modelos de negocio a menudo los alientan a hacer todo lo que puedan para captar la atención sin preocuparse por las consecuencias más adelante, a pesar de que esas mismas consecuencias pueden a veces perjudicar el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños. Es hora de responsabilizar a las compañías tecnológicas por sus esfuerzos diseñados para dirigir y manipular a los jóvenes.