El lunes, el gigante de #Internet dijo que permitiría a otras compañías comprar acceso a esos chips a través de su servicio de computación en la nube. Esto viene realizándose desde hace algunos años, cuando #Google creó un nuevo tipo de chip de computadora para ayudar a alimentar sus gigantescos sistemas de inteligencia artificial. Estos chips fueron diseñados para manejar procesos complejos que algunos creen que serán la clave del futuro de la industria informática. Zak Stone, quien trabaja junto con el pequeño equipo de ingenieros de Google que diseña estos chips comentó: "Estamos tratando de llegar a tanta gente como podamos tan rápido como podamos".

Esta acción hace que Google avance a un nuevo mundo, innovando al nivel de INTEL y Qualcomm

La acción de Google [VIDEO] destaca varios cambios radicales en la forma en que se construye y opera la #Tecnología moderna. La compañía está a la vanguardia de un movimiento para diseñar chips específicamente para la inteligencia artificial, un impulso mundial que incluye docenas de nuevas empresas y nombres familiares como Intel, Qualcomm y Nvidia. Y en estos días, las compañías como Google, Amazon y Microsoft no son solo grandes compañías de Internet sino que representan a grandes fabricantes de hardware.

Además de sus chips de TPU, que se encuentran dentro de sus centros de datos, la compañía ha diseñado un chip para sus teléfonos inteligentes. Como una forma de reducir los costos y mejorar [VIDEO] la eficiencia de los centros de datos multimillonarios que sustentan su imperio en línea, Google diseña gran parte del hardware dentro de estas enormes instalaciones, desde los servidores informáticos hasta el equipo de red que une estas máquinas .

Otros gigantes de internet hacen más de lo mismo. En este momento, el nuevo servicio de Google se centra en una forma de enseñar a las computadoras a reconocer objetos, llamada tecnología de visión por computadora. Pero a medida que pasa el tiempo, los nuevos chips también ayudarán a las empresas a construir una gama más amplia de servicios, dijo Stone.

Con la esperanza de acelerar su trabajo en autos sin conductor, Lyft comenzó a probar los nuevos chips de Google

Google, permite que otras empresas puedan tener esperanzas para nuevas tecnologias, gracias a las bondades de sus chips, por lo que una empresa prestigiosa como Lyft tiene la esperanza de acelerar el desarrollo de sistemas que permiten a los automóviles sin conductor identificar, por ejemplo, señales de tráfico o peatones. "Entrenando" estos sistemas puede llevar días, pero con los nuevos chips, la esperanza es que esto se reduzca a horas. Aquí hay un gran potencial", dijo Anantha Kancherla, que supervisa el software para el proyecto de automóvil sin conductor de Lyft.

Los chips de TPU han ayudado a acelerar el desarrollo de todo, desde el Asistente de Google, el servicio que reconoce los comandos de voz en teléfonos Android, hasta Google Translate, la aplicación de Internet que traduce un idioma a otro. También están reduciendo la dependencia de Google de los fabricantes de chips como Nvidia e Intel. En un movimiento similar, diseñó sus propios servidores y hardware de red, lo que reduce su dependencia de los fabricantes de hardware como Dell, HP y Cisco.