Debido a que AT&T Intenta comprar un canal televisivo por la exuberante suma de 85 mil millones de dólares, el Departamento de #Justicia inicia un juicio antimonopolio en contra de la inmensa empresa de las telecomunicaciones. Los abogados proporcionados por el gobierno estadounidense hicieron claro que debido al partido de basquetbol, donde la Universidad de Maryland causó euforia a nivel histórico, se hace latente un contenido que puede incrementar los precios para poder disfrutar de tales beneficios.

¿AT&T En problemas?

Craig Conrath, uno de los abogados del gobierno, afirmó frente a un tribunal federal en el Estado de Washington, que la defensa de fusión de AT&T es un “Ataque frontal” a la #Ley debido a que coacciona a la competencia en la industria televisa a mantenerse al margen.

Richard Leon quien es el Juez federal que hace supervisión del caso, se acomodó en su asiento e hizo un gesto de asentimiento.

Lo que se debate es la fusión entre la telefonía y la industria televisiva, una combinación que haría de la empresa de telecomunicaciones un vendedor de contenido de entretenimiento hecho por reconocidas empresas televisivas como HBO, CNN y Warner Bros. Algo que según se hace entender es alarmante para la competencia debido a que necesitaría de los servicios de un rival empresarial para promocionar sus contenidos. El argumento que se expresa por parte del gobierno es que la compra del canal daría permiso a la empresa de telecomunicaciones tratada a aumentar los precios a los que otras compañías de cable deben pagar por ese contenido.

¿Qué dicen los economistas?

Carl Shapiro, quien es un experto del Departamento de Justicia y Economista Antimonopolio, ha declarado que las facturas de cable en Estados Unidos podría experimentar un aumento de hasta 436 millones de dólares al año, o de forma más simple, 45 centavos por mes a razón de suscriptor.

Vídeos destacados del día

Esta deducción fue traída por Shapiro utilizando el modelo de negociación de Nash.

La gran empresa de telecomunicaciones [VIDEO]hizo su defensa argumentando que la deducción del Economista [VIDEO]del Departamento de Justicia, basó parte de su análisis en una conjetura errónea, haciendo claro que una parte de los consumidores rivales de AT&T dejarían sus dotadores televisivos en caso de que no pudieran ver el contenido de Time Warner. AT&T afirma que una parte sustancial de los clientes pertenecientes a los rivales de AT & T abandonarían sus proveedores de televisión si no pudieran ver el contenido de Time Warner en esas redes o si tenían que pagar más por ello. #AT&T