La administración encabezada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusó a Pekín de hacer posesión ilegal de conocimientos tecnológicos propios de empresas estadounidenses, al fijar una tarifa de impuestos sobre los 60 mil millones de dólares, todo esto contabilizado en bienes chinos. El país asiático hizo respuesta con una cantidad de multas a productos estadounidenses.

La alta #Tecnología está siendo afectada por esta guerra fría entre potencias mundiales. Estas economías se han concentrado mucho, durante los últimos años en defender sus intereses en conjunto de sus industrias principales, esto causando una gran desconfianza de las otras potencias mundiales.

Ambas partes se han defendido durante el paso del tiempo

En vista de la desconfianza generada entre estas potencias, la mundial empresa Apple ha tenido que fijar un centro de procesamiento de datos, para manejar las grandes cantidades de informaciones personales, provenientes de los clientes chinos. De forma reciente, la reconocida empresa Amazon tuvo que deshacerse económicamente hablando de parte de sus equipos, los cuales fueron adquiridos por su socio chino de servicios en la nube, todo esto para cumplir con las reglas impuestas por el gobierno chino. Otras empresas norteamericanas han decidido desistir de la entrada a #China.

Sin embargo, en Estados Unidos han sido colocadas nuevas formas de reguladores, estos han detenido los intentos de las industrias tecnológicas de china, de hacerse propietarias de empresas estadounidenses.

La empresa que ha sido más afectada en esta medida ha sido HUAWEI, debido a la imposibilidad de manejarse en el mercado en USA.

China podría exigir a las empresas someterse a costosas pruebas

El país asiático protagonista de esta guerra fría podría exigir a las empresas extranjeras el sometimiento a pruebas de altos precios para ingresar al país productos de nueva salida, en su defecto pueden ser dificultadas las operaciones por parte de las empresas entrantes a China [VIDEO]. Los ingresos de la más codiciada empresa de teléfonos inteligentes entre la alta clase generó aproximadamente 20 mil millones de dólares en este país, todo esto en los últimos meses del 2017.

No cabe duda que China podría diseñar nuevas medidas normativas para que las compañías extranjeras tengan que forzar su salida del país. El acuerdo, que lleva más de un año en desarrollo, necesita el visto bueno de las autoridades antimonopolio chinas, porque las dos compañías cuentan como clientes con un gran número de fabricantes de productos electrónicos en China. #Donald Trump