En los primeros meses de 2018, un equipo de investigadores en Oxford anunció el nuevo récord de velocidad de las compuertas lógicas (las uniones que en las computadoras permiten operaciones) en su computadora cuántica. Esta nueva tecnología en rápido desarrollo aún no se entiende bien: veamos cómo el mundo de la informática se está volteando.

Nuevos avances en el campo de TI

En 1965 Gordon Moore, el fundador de Intel, enunció la ley que toma su nombre y declara: "la complejidad de un microcircuito, medida por ejemplo a través del número de transistores por chip, se duplica cada 18 meses". En la práctica, Moore observó que la velocidad y el poder de cómputo de las computadoras crecen vertiginosamente cada pocos minutos, pero en los últimos años esta ley ya no parece reflejar la realidad: los chips se han vuelto tan pequeños y poderosos que es difícil continuar en la misma dirección y debemos cambiar el paradigma.

En la tecnología de información tradicional, la información se transmite con un código binario de 0 y 1, que indica "sin corriente" y "presencia actual", y que se denominan bit. Por el contrario, en la nueva idea de computación, el elemento base es el qubity se basa en el estado en que se encuentra un átomo: por ejemplo, el giro es la dirección hacia la cual gira la partícula y se formaliza al indicarlo con +1/2 o -1/2. De esta forma, podemos seguir utilizando el concepto de información binaria, es decir, información transmitida con solo secuencias de dos dígitos; pero el uso de partículas atómicas y subatómicas nos garantiza la posibilidad de explotar los principios de la física cuántica. De hecho, en estas partículas puede coexistir una superposición de estados cuánticos que aumentan en gran medida la velocidad y la cantidad de información que se puede codificar, llegando a manejar problemas extremadamente complejos.

Investigadores de Oxford y otras universidades están luchando con centros de investigación privados para construir computadoras cuánticas cada vez más funcionales y útiles: en los últimos meses, el gobierno de Beijing ha asignado $ 10 mil millones para construir un centro de investigación en Hefei. Aplicaciones cuánticas.

Los motivos de una competencia

Los motivos de esta carrera para desarrollar nuevas computadoras son simples: cuando están en pleno funcionamiento (en el momento en que las interferencias del entorno externo causan muchos errores en los procedimientos), tómese unos segundos para resolver problemas que llevarían meses a una computadora tradicional.

Las puertas se abrirán a nuevos descubrimientos y tecnologías: será posible simular las miles de moléculas que interactúan en el desarrollo de nuevos medicamentos y nuevos materiales. Será posible crear una nueva red de Internet basada en el fenómeno del enredo cuántico (dos partículas influyentes permanecen atadas para siempre, incluso a distancia: si la información cambia, la información cambia en la otra), reduciendo así el límite de velocidad de la luz y desarrollando comunicaciones instantáneas.

Finalmente, la inteligencia artificial se beneficiará de estos desarrollos: finalmente será posible replicar los cien mil millones de neuronas en el cerebro humano, cada una de las cuales está conectada a otras diez mil neuronas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!