Foxconn, gran compañía taiwanesa reconocida mundialmente por fabricar iPhones, pronto será la empresa detrás de algunos enrutadores, así como de otros accesorios tecnológicos más conocidos. Una sub-empresa de esta marca hizo pública la noticia de que estos adquirirán a Belkin, empresa propietaria de otras marcas como Linksys y Wemo.

Belkin, empresa que ha estado en el mercado durante 35 años, hoy es reconocida por la creación y desarrollo de accesorios para smartphones y computadoras, productos dentro de los cuales se destacan cargadores inalámbricos, estuches y covers telefónicos, y soporte para computadoras portátiles.

Sin embargo, Belkin no siempre fue dueña de Linksys, sino que esta última fue adquirida en 2013, y lleva funcionando con un sistema de hogar inteligente llamado Wemo.

La adquisición de $ 866 millones tiene que pasar la revisión de los Estados Unidos

Ese es un cambio importante para Foxconn, que pasa de ser un socio de fabricación entre bastidores al propietario de tres marcas de consumo importantes. Esto representa un cambio sumamente importante dentro de la historia de Foxconn, debido a que se convierte en propietario de tres marcas de gran repercusión en el mercado. Haciendo una fusión económica gigantesca.

Foxconn hará pago de alrededor 866 millones de dólares en efectivo, con tal de adquirir a Belkin.

El diario The Financial Times hace mención de que la compra debe estar sujeta a revisión y aprobación del Comité de Inversión Extranjera de los Estados Unidos. Esto deja ver que el posible trato puede tener obstáculos para ser completado. Estos aluden a que otros intentos de adquisiciones extranjeras han sido cancelados, esto bajo la administración del Presidente, Donald Trump.

Foxconn ha realizado movidas para poder tener de su parte a la administración de Trump, haciendo promesas de construcción con valores de 10 mil millones en Wisconsin, cosa que puede mantener de su lado a la administración del presidente.

Desde comienzos del año vigente, Foxconn ha hecho público su deseo de ampliar su gama de negocios, esto a razón de la dependencia de Apple y el desarrollo de sus dispositivos iPhone.

Esto hace sentido debido a que el 50 por ciento de las ventas producidas por esta empresa provienen de la gigante compañía. El plan de la marca es arreglar eso, debido a que una desaparición de un cliente tan importante supondría la quiebra de una empresa con tanto poder económico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!