La confianza del usuario con las aplicaciones Android ha llegado muy lejos, puesto que una gran cantidad de los usuarios no se cuestiona el uso de los permisos de muchas aplicaciones. Estos permisos constituyen en su mayoría, la razón del filtrado de informaciones personales y privadas.

Por eso, nunca es posible saber dónde está escondido ese código malicioso que acecha nuestras informaciones más confidenciales. Ya no se puede confiar, si quiera en los lectores de códigos QR, los cuales aparentemente son inofensivos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Videojuegos

Investigadores de seguridad de parte de los laboratorios SophosLabs han descubierto, en el transcurso de la semana pasada, que los lectores de código QR podrían ser utilizados con fines maliciosos.

El informe por parte del laboratorio indica un Malware que había pasado desapercibido en la Google Play Store [VIDEO], a través de siete aplicaciones distintas, de las cuales seis de eran lectores de código QR y una última, una brújula inteligente.

El nombre de este malware es “Andr HiddnAd-AJ”, lo que alude a Hidden Ad, lo que significa su anuncio oculto en español. El nombre del código malicioso apunta a su acción, pues este envía a los usuarios los anuncios.

¿Qué hace este código malicioso una vez instalado en tu dispositivo?

Este malware también conocido como Adware, espera 6 horas luego de ser instalado para poder ejecutar su función principal. Esto hace que el usuario se confíe y mantenga la aplicación durante el corto tiempo [VIDEO]de espera, es una falsa sensación de seguridad para mantener el usuario atado, y con esto hacer que el usuario pierda la noción del problema, pues hace parecer que no es la culpable de todos los anuncios en pantalla.

Estas aplicaciones tuvieron mucha repercusión y no lograron ser retiradas de la Play Store a tiempo, por lo que alrededor de medio millón de personas, descargaron e infectaron su dispositivo móvil. Esto a causa de que Google no respondió de forma inmediata a la solicitud por parte de los usuarios.

Una vez infectado tu dispositivo, este comenzará a abrir páginas de anunciantes de forma aleatoria, sobrecargando el dispositivo y haciendo un uso excesivo de recursos, tomando el control y ejecutando tantas páginas sean posibles. Sin embargo, no solo se limita a la apertura de anuncios de forma descontrolada, sino que también hace uso de las notificaciones que llevan a urls que contienen más anuncios. Estos avances reflejan la rapidez de los avances tecnológicos.