Alexa tiene prácticamente toda la cuota de mercado, cuando se trata de dispositivos inteligentes [VIDEO]conectados a la domótica y no parece haber indicios de que esté perdiendo impulso o de que sus competidores estén teniendo suerte para invadir su posición en el mercado. Pero mucho tiene que ver con el hecho de que la #competencia de Amazon es débil.

El hardware de altavoces inteligentes de Google hasta ahora ha demostrado ser defectuoso y no tiene las asociaciones de desarrolladores que Amazon tiene para Alexa. Si bien Apple [VIDEO]tiene un hardware de altavoces sólido que ha sido elogiado por su calidad de sonido, el HomePod se ve obstaculizado por Siri, que ahora es tan estúpido e inútil como lo fue cuando se lanzó hace seis años.

Es indudable que Google podrá mejorar su hardware y, al licenciar el Asistente de Google para diferentes fabricantes, con el tiempo habrá una mejor diversidad y una selección de dispositivos que lo utilizarán. Esa es la forma en que la compañía hace las cosas.

Apple no es una compañía en la nube

#Apple enfrenta diferentes problemas. La compañía tiene mucho dinero para comprar empresas de #tecnología que pueden mejorar la inteligencia de Siri, pero hay muchos desafíos de integración al hacer las cosas de esa manera. El dinero no resuelve todos sus problemas. Es necesario que apple sea independiente y aumente su rendimiento.

¿Por qué Apple está luchando por hacer avanzar a Siri frente a su competencia?

Apple no es una compañía de nube de consumo o una compañía de nube comercial. Tiene algunos servicios en la nube para consumidores, pero no en la misma escala que Amazon o Google.

Los asistentes virtuales son una tecnología muy intensiva en la nube, ya que las consultas de voz se procesan de forma remota. Todo el trabajo pesado se hace en la nube.

Tanto Amazon como Google tienen mucha experiencia en las áreas de aprendizaje automático e inteligencia artificial, cuando se trata de organizar su contenido. Hacer eso requiere comprender cómo ejecutar la infraestructura de computación en la nube y desarrollar un software en la nube. Ambos son extremadamente buenos en eso. Apple tampoco es buena cultivando asociaciones y desarrollando API como Amazon para integrarse en servicios web que se ejecutan en su nube, como con Alexa Skillsy AWS Lambda.

Apple necesita una actualización de back-end de computación en la nube, si tiene alguna esperanza de fortalecer a Siri y competir con Amazon y Google. Pero Apple no quiere estar en el negocio de la nube comercial o incluso en el negocio de la nube del consumidor. No es allí donde se encuentran sus talentos o sus intenciones.

Si solo pudiera encontrar un compañero que fuera realmente bueno en eso apple lo lograría.

Apple necesita un socio natural en la nube

Se ha dicho durante años que el mejor amigo de Apple en el desarrollo de software para iOS y Mac es #Microsoft. De lejos, el mejor negocio y las mejores aplicaciones de consumo para sus plataformas provienen de Redmond. Microsoft sería un socio natural en la nube, si Apple pudiera superar su cultura "no inventada aquí".

Azure 365 es la nube comercial y de consumo más sofisticada que existe. Tiene docenas de servicios de back-end, incluidos los de aprendizaje automático, análisis y big data. Está hecho a medida para ejecutar los tipos de cargas de trabajo necesarias para que iCloud se convierta en el mejor proveedor de servicios en la nube para consumidores en dispositivos móviles, sin excepción.

Microsoft entiende las complejidades en la nube

Lo que Apple tiene que hacer es firmar una asociación de 10 años con Microsoft, para que la compañía proporcione servicios administrados para la #versión de próxima generación de iCloud que se ejecuta en Azure. Además de proporcionar los cerebros detrás de Siri, esto incluiría todos los servicios que ahora disfrutamos en iOS y Mac, que incluye la función Photostream y las copias de seguridad de los dispositivos y el almacenamiento en la nube para las aplicaciones iWork de Apple. #actualizacion