Antiguamente el gran anuncio se denominaba Project Scorpio. Sin embargo, el anuncio generó muchas dudas dentro de toda la comunidad de los gamers acerca del verdadero alcance de la nueva propuesta de la compañía.

Una joya tecnológica

Hay que empezar por lo positivo, a nivel técnico la Xbox One X [VIDEO] es una joya tecnológica. Entre sus principales características están:

-Procesador de ocho núcleos jaguar modificados que trabajan a una frecuencia de 2.3 Ghz

-GPU que alcanza una potencia de 6 TFLOPs

-12 GB de memoria GDDR5

-Disco duro principal de 1 Tb

-Tres puertos USB con posibilidad de conectar unidades externas de almacenamiento

-Blu/Ray DVD para contenido 4K

-Sonido Dolby Atmos

Lo anterior hace que esta sea la consola de sobremesa más potente en el mercado actual y aspira a que todos sus juegos puedan tener un verdadero 4K nativo y retrocompatibilidad con todos los títulos actuales de Xbox one.

Nueva consola

Una de las dudas razonables con la salida al mercado de la Xbox One X [VIDEO] era si se trataba de una nueva consola o una versión mejorada de la Xbox One actual. Desafortunadamente, todo lo apunta a lo segundo. Se confirmó que la Xbox One X no llega con juegos exclusivos y por el contrario se incentiva la retrocompatibilidad y los catálogos unificados entre la Xbox One y Xbox One X.

Microsoft ha querido justificar esta decisión diciendo que el modelo actual de ciclo de consolas ha muerto y este sería un nuevo modelo que todas las compañias están adoptando, sin embargo podemos observar que esto no es tan cierto ya que Nintendo saco una consola de nueva generación (Nintendo Switch) y PlayStation tiene intenciones de hacerlo (PlayStation 5).

Nombre controversial

La elección de reemplazar el nombre Scorpio con Xbox One X es, sin duda, una decisión controversial y no la mejor a nivel de mercadeo, dado que no hay una clara diferencia con su antecesor la Xbox One, ni con la nueva versión de la pequeña Xbox One S.

Un antecedente de nombres desafortunados fue lo sucedido recientemente con Nintendo y su Wii U, la cual fue constantemente confundida como una versión mejorada del Wii, con una tableta extra y que costaba el doble. Es cierto que no solo por el nombre fue que esta consola de Nintendo fracasó, pero es cierto que esta característica no ayudó mucho y Microsoft debería haber tomado nota de ello.

4K Nativo sin TV 4K

La gente pudo observar en la presentación de Microsoft lo increíble que es un juego en 4K nativo, sin embargo ¿qué tantas personas tienen un televisor de estas características en la actualidad? Este es un gran punto en contra del Xb One X.

Si alguien quiere sacarle jugo a este consola no solo tiene que invertir 499 dólares (aproximadamente 1’500.000 de pesos colombianos) en la consola, sino que debe adquirir un TV de última generación que soporte 4K, los cuales en la actualidad pueden costar el doble de un full HD. Lo anterior genera un mercado muy reducido el cual el Xb One debe conquistar y competir con su némesis, el PS4 Pro.

El juego de la espera

Por el momento solo queda esperar si Microsoft decide cambiar su enfoque de mercadeo y dar mayor claridad sobre la Xb One X. Si realmente su bandera es la potencia de la misma, sería sabio enfocar sus esfuerzos en difundir estos aspectos pero ser transparentes en que se está adquiriendo una versión mejorada del Xb One.

Por el contrario si quieren impulsar una especie de nueva generación de consolas, deben buscar un diferenciador de peso o fortalecer su famélico catálogo de juegos exclusivos. Un ejemplo es lo que hacen Sony y Nintendo, que abusan constantemente de esta falencia.

¿Mi consejo? si tienen una Xb One en la actualidad, a menos que sean unos fanáticos de la tecnología y tengan un televisor 4K, sería mejor esperar un tiempo y no adquirir esta nueva consola. Por otra parte, si no tienen un Xb pero están ansiosos de comprar uno, la Xb One S sería la mejor opción, para adquirir en un par de años la Xb One X.