Tras los recientes escándalos sucedidos en las redes sociales con distintos protagonistas, las empresas han tomado la iniciativa de promover el cuidado a los usuarios. Facebook empezó a preguntar a los usuarios, sobre el permiso para activar el reconocimiento facial, Whatsapp planea limitar sus servicios a mayores de 16 años para proteger a los menores de edad de engaños y acoso cibernético, Apple por otro lado ha implementado una nueva tecnología para proteger la visión de los usuarios.

¿Por qué Apple implementa esta tecnología?

Lo hace por las típicas quejas de los usuarios al utilizar los celulares de forma repentina en la oscuridad, dicha situación causa que al encender el celular el brillo de la pantalla sea, para nuestros ojos, excesivamente alto, causando molestias, ardor y visión borrosa.

Este esfuerzo tiene el objetivo de limitar el brillo de la pantalla cuando esté inactivo, para que se encienda de forma gradual y no lastime la vista del propietario del teléfono. Esto será posible a los sensores integrados en los dispositivos de la marca, que podrán captar la luminosidad que hay alrededor para poder, como efecto preventivo, reducir el brillo de su pantalla.

Pero Apple ya tenía un modo nocturno ¿Qué pasó con este?

A pesar de que los teléfonos inteligentes por parte de Apple, ya cuentan con una Tecnología similar desde la versión 9.3 de iOS, la empresa ha decidido hacer este cambio por razones de eficiencia. Es lógico que con estos cambios no solo se mejorará la vida útil de la pantalla, sino que también mejorará la calidad de vida de la batería, haciendo que tenga una mayor duración.

El modo nocturno debe ser activado manualmente, y cuenta con características de filtrado de luz para evitar el cansancio visual. Es una tecnología que muchos agradecen, pero a pocos le agrada el tono amarillento que provoca en las pantallas. En vista de dicho problema, Apple quiso hacer uso de una mejor tecnología, haciendo aparición con un mejor manejo de la pantalla.

Aun no se sabe con certeza la eficiencia que tendrá esta tecnología, se espera que los ingenieros de Apple hagan un buen trabajo, a pesar de que no es una difícil integración puesto que los dispositivos ya cuentan con un receptor de luz integrado. Solo sería trabajo de utilizar un proceso en segundo plano que trabaje, mientras el dispositivo esté inactivo, percibiendo las cantidades del luz del entorno, algo así como un modo automático con el dispositivo inactivo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!