Al parecer, HTC se ha dado cuenta del gran potencial que esconden las áreas que difieren del cine y los videojuegos puesto a que ha enfocado sus esfuerzos al mercado empresarial y de desarrollo de software, haciendo el lanzamiento de un nuevo kit enfocado a las empresas llamado Vive Pro 2.0.

¿Qué diferencias hay entre la versión anterior y este Vive 2.0?

Las diferencias radican en las especificaciones y las nuevas funcionalidades que trae el dispositivo. Dentro de las especificaciones, tenemos que sus pantallas son OLED con una resolución total de 2880 píxeles de ancho por 1600 píxeles de alto. Agrega una funcionalidad concreta llamada Vive Pro HMD VR e incluye sensores de movimiento SteamVR de segunda generación.

Estas tecnologías fueron presentadas como concepto a principios de año, sin embargo, cabe destacar que cuenta con una pantalla '3k' con 75hz como taza de refresco, algo que hoy en día está, sin duda alguna por encima del promedio.

Como se ha mencionado antes, la empresa diseñó su primer dispositivo Vive con la intención de que el público Gaming sea el principal consumidor, en cambio en esta versión se enfocó en las empresas, por lo tanto el incremento de precio es significativo, haciendo que el promedio no pueda acceder a dicha tecnología de vanguardia. El precio es una de las diferencias principales, puesto que la primera versión se mantiene en un precio aproximado de 800 dólares. No es barato pero en comparación con el primero, la segunda versión está por las nubes, además de que una persona promedio con objetivos de juego no podría sacar beneficio de las nuevas especificaciones que trae el dispositivo.

HTC Vive Pro 2.0 en las empresas

Las empresas tienen como objetivo principal, utilizar la tecnología de realidad virtual para entrenar a sus empleados, abaratando los costos educativos dentro de las instituciones y proporcionando flexibilidad entre los usuarios. Un ejemplo de esto, es el probado de vehículos, puesto que se pueden utilizar pruebas ficticias y con los sensores añadidos del Kit, pueden controlar los estímulos para crear situaciones complejas sin necesidad de realizar las pruebas con vehículos reales.

Una de las empresas que ya está apoyando dicho proyecto es Volkswagen, que está utilizando el HTC Vive Pro 2.0 para las pruebas internas de sus vehículos, en conjunto del entrenamiento virtual que acompaña esta nueva tecnología.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!