La innovación y el desarrollo de nuevas Tecnologías en el sector de la automoción están en pleno desarrollo y la implementación de vehículo autónomo de conducción en torno a las ciudades no es algo separado de la realidad. Hay muchas empresas trabajando en el desarrollo de vehículos capaces de circular normalmente sin la necesidad de un conductor. Todo esto se hace a través de sensores, tecnologías para la conectividad y miles de líneas de código que determinan las acciones que estos vehículos deben seguir.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de los coches autónomos?

Uno de los argumentos más utilizados para promover el desarrollo de vehículos autónomos es la seguridad que pueden ofrecer en comparación con los seres humanos.

Además, muchos defienden el confort ofrecido por ese servicio, pues una persona no necesitaría poseer un vehículo, bastaría usar un servicio de compartir y pedirle que la lleve hasta su destino.

Sin embargo, ¿cuáles son las desventajas?

Aunque el sistema de un vehículo autónomo es muy moderno y muy oportuna, cada máquina está sujeta al fracaso, así como los seres humanos. Y el mayor problema, con certeza, son las decisiones que un ordenador no puede tomar cuando se trata de vidas humanas.

Imagine una situación en la que hay un riesgo de accidente con peatones. Un ser humano tal vez sea capaz de evitar este accidente con sus instintos, pero si se trata de una máquina que sólo podrá actuar de acuerdo con su programación, ¿qué debe hacerse?

¿Proteger al peatón colocando a los ocupantes del vehículo en riesgo? ¿Proteger a los ocupantes del vehículo ignorando la seguridad del peatón? Son muchas variables que pueden influir en esa decisión y una máquina no puede ser responsable de ello.

En el caso de un accidente que se debería culpar? ¿Los ocupantes del vehículo?

¿El fabricante del vehículo y de sus sistemas autónomos? Ninguno de ellos será directamente responsable de lo sucedido.

Entonces, ¿qué serán de los vehículos autónomos?

Aunque el desarrollo de estas tecnologías está en un nivel avanzado, la idea de tener vehículos circulando por las ciudades sin un conductor parece algo aterrador y difícil de manejar.

Lo que no debería ser un problema durante mucho tiempo, porque con tantas empresas que invierten en el sector, este proyecto se convierta en realidad en unos pocos años, lo que requerirá la existencia de un acuerdo entre todas las partes involucradas y la legislación suficiente para manejar los posibles problemas que puedan surgir.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!