Alarma ciber en México. Hace algunos días el sistema de transferencias digitales de los bancos que utilizan el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios sufrió un ataque digital. Al parecer, los hacker especialistas en plataformas financieras trataron de llenar el sistema para poder identificar los espacios de vulnerabilidad en los que podían acceder para cometer los crimenes. Afortunadamente, no lograron su objetivo. Sin embargo, el intento activó la alarma sobre lo que está ocurriendo en las redes de las instituciones financieras mexicanas.

El riesgo de la vulnerabilidad

Aunque en México ya existe un mínimo de cultura de seguridad informática, son pocas las empresas que cumplen con el 100 por ciento de los requisitos, por los que quedan muchas vulnerables a ciber-ataques.

He allí la importante de respetar los requisitos y las normas impuestas por el Banco de México en materia de seguridad digital.

Las más grandes economías

Como si no bastara la criminalidad organizada en el mundo tangible y real, ahora México también se ha convertido en el paraíso de los criminales digitales. Por la cantidad de habitantes, clientes y sistemas financieros de gran tamaño, México y Brasil son los sitios donde los hacker financieros se divierten más y actúan con mayor libertad.

De acuerdo a un reporte presentado por José López, gerente de Fortinet, las economías brasileñas y mexicanas son las más grandes de América latina, por lo que se han vuelto más atractivas para las intenciones de ataques informáticos.

En México tienen sede dos de los más potentes bancos de la región, que sin embargo no escapan a las fallas en su sistema de seguridad.

De público a privado

La institución Fortinet ha calculado que en el 2017 pasado se registraron más de 70 millones de ataques a estructuras financieras latinoamericanas, mientras casi el 70 por ciento de los entes del sector sufrieron al menos un ciber-ataco en el último año.

“Esto ha cambiado en el tiempo – sostiene López -. En el pasado las organizaciones más afectadas eran instituciones gubernamentales, pero hoy en día son los financieros, los que mueven dinero a nivel internacional”.

Nuevas medidas de seguridad

Según Fortinet, quienes realizaban transacciones financieras fueron las víctimas más golpeadas por los hacker digitales.

Los ataques aumentaron más del 29 por ciento respecto al año 2016. “Es por ello que las empresas están reforzando las medidas de seguridad digital – explica el experto -. Además han cambiado muchas leyes a nivel estatal por lo que están obligados a hacerlo, pero más que todo es una necesidad para evitar ser más vulnerables. Casi el 90 por ciento de los servicios financieros ha dicho que están preparando un nuevo sistema de protección digital, mientras el año pasado estaba en programa sólo en el 60 por ciento de los entes del sector”. Sin embargo, no se puede decir que las instituciones mexicanas están desamparadas en este tema, ya que los bancos son muy seguros y respetan los estándares internacionales.

El desarrollo de mecanismo y protocolos de protección no puede ser un trabajo quel leva a cabo la empresa en solitario. Según Eduardo Zamora, director de Fortinet en México, es importante que los esfuerzos para crear sistemas de protección informática sean apoyados por parte del Gobierno y de las instituciones publicas.

El mundo está cambiando y la seguridad digital forma parte de la nueva cultura internacional. Es parte integral de todo el sistema, no sólo de las organizaciones que manejan dinero y acciones. Los especialistas ya saben que a la criminalidad real hay que sumarle la digital. Y están trabajando en ello.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!