El títere es el mejor amigo del niño. Pero cuando la Tecnología y los juegos se fusionan, la invasión de la esfera privada de uno siempre acecha. Esto es lo que establecieron en Alemania en el caso de la muñeca Cayla, una muñeca interactiva considerada peligrosa para la privacidad de los propietarios. Después de retirarse del mercado alemán muñeca también ha tocado los osos de peluche inteligentes, muñecas que son capaces de grabar mensajes de voz.

El espionaje de CloudPets

Algunos investigadores de computadoras han lanzado un nuevo oso de peluche inteligente producido por una compañía californiana.

2 millones de mensajes grabados por estos juguetes interactivos y "conectados" se guardan diariamente en una base de datos, pero ya se han violado.

Esto se fue anunciado gracias al sitio web de Motherboard, que informó que más de 800,000 cuentas fueron pirateadas fácilmente gracias a un mecanismo de contraseña que fue fácil de detectar y piratear . Los Hackers que han tomado posesión de estos registros personales de adultos y niños han contactado a los usuarios en los últimos meses para preguntar cómo canjear dinero a cambio de la divulgación de sus datos personales.

La operación de juguetes "conectados"

El problema relacionado con estos juguetes interactivos, entre los que se destacan la muñeca Cayla y las CloudPets, está basado en un dispositivo Bluetooth conectado que permite grabar conversaciones entre sujetos.

Es por eso que Alemania ha condenado a la muñeca Cayla como un medio de espionaje que viola el respeto de la privacidad del consumidor.

Los datos registrados por los juguetes son, de hecho, almacenados automáticamente por el fabricante en sus bases de datos y utilizados para fines que entran en conflicto con las leyes sobre telecomunicaciones, según lo reclamado por la autoridad responsable de la privacidad.

De hecho, lo que se le dice a la muñeca, o la marioneta "conectada" se transfiere inmediatamente a la empresa estadounidense " Nuance Communications”, que se reserva el derecho de compartir toda la información recibida con terceros.

Como vemos la tecnología a medida que va aumentando está trayendo consigo beneficios, pero a la vez están surgiendo problemas, este es un problema grave ya que cualquier niño de cierta edad puede saber datos de su padre y como tienen la mente pequeña pueden fácilmente colaborar a los piratas del internet a llevar a cabo su plan con éxito que es obtener datos de tarjetas para robar dinero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!