En el mes de abril de este año, Google y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos emprendieron una colaboración con el Pentágono llamada "Project Maven". Después de la firma de contrato, la idea es llevar a otros niveles la inteligencia artificial de sus sistemas, con el fin de detallar los ataques vía drones. Todo esto, según trabajadores de Google, el proyecto rebasa los 70 mdd y es una amenaza que el Departamento de Defensa tenga puertas abiertas para utilizar "La nube" para estrategias militares.

Si bien, más de 3 mil empleados de la famosa empresa han enviado ya una carta al director ejecutivo Sundar Pichai exigiendo detenga las negociaciones, ya que acusan que con el proyecto, se contribuye al negocio de la guerra, parece inevitable la colaboración, a pesar de la inminente renuncia de varios trabajadores.

¿Cuál es el propósito real de "Project Maven"?

Resulta que año con año, llegan una gran cantidad de datos al Pentágono que no alcanzan a ser procesados al 100%. La carga de trabajo ha rebasado a los trabajadores y han planeado usar la IA y "Machine learning" para que sus mismas bases de datos procesen los archivos. Machine learning es una rama de la inteligencia artificial que tiene como meta crear sistemas de aprendizaje autónomo para procesar los datos que recopila. Cabe destacar que la intuición humana no es remplazada totalmente, aquel que diseña el sistema, específica cómo se van a representar, modificar y actualizar los datos y cómo se manipularán.

Aunados a los tres mil empleados de Google, existen organizaciones como el Committee for Robot Arms y Tech Workers, de igual manera la Electronic Frontier Foundation (EFF), que se oponen al proyecto, insistiendo en que es irrefutable la idea de que están estructurando "Tecnología de guerra".

Peter Asaro, filósofo en ciencia y tecnología, académico cuya firma está presente en la carta protesta, dijo que esta colaboración impulsa gravemente el "desarrollo de armamento autónomo"; es decir, armas que por cuenta propia rastrean, encuentran, atacan y matan.

Tal parece que la empresa multinacional comienza a dejar de lado la transparencia hacia sus empleados y por su puesto, hacia sus usuarios, acerca de las decisiones que al final del día, competen a todos.

Ahora se vuelve comprensible el cambio de aquel viejo lema de la compañía del famoso buscador, "Do not be evil" al reciente "Do the right thing".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!