Al igual que con cualquier gran esfuerzo, el diseño web se trata de inspiración y perseverancia. En el pasado, la creación de páginas web era la única competencia de los programadores hardcore, pero ese ya no es el caso dado que existen numerosas herramientas para simplificar el proceso. Algunos incluso tienen una interfaz visual que te permite arrastrar y soltar enlaces, texto e imágenes como si estuvieras diseñando un póster o una presentación.

Otras herramientas de diseño web están orientadas a programadores, actúan como editores de texto avanzados y permiten construir un sitio web línea por línea.

Sin embargo, la mayoría de las herramientas de diseño web existen en algún lugar entre estos dos extremos.

En esta guía nos hemos centrado en cinco de las mejores herramientas actualmente disponibles. Al sopesar qué incluir, nos hemos centrado en la facilidad de uso, los idiomas web compatibles, el costo y lo fácil que son las herramientas para cargar el proyecto final una vez que haya terminado.

Si es la primera vez que construye un sitio web, le recomendamos utilizar una herramienta gratuita como Bluefish antes de gastar dinero. Todas las herramientas premium cubiertas en esta guía ofrecen una versión de prueba, en cualquier caso, para que pueda hacerse una idea de lo que se trata antes de comprometerse.

1. Adobe Dreamweaver CC

Un monstruo de diseño web pero posiblemente excesivo para algunos

Dreamweaver es una de las herramientas de diseño web más conocidas en el mercado y ha existido en diversas formas desde el cambio de siglo. La última versión de Dreamweaver está disponible como parte de la suite Creative Cloud de Adobe por una tarifa mensual fija de € 24.59 (£ 21.60, $ 28.80).

La herramienta tiene un gran atractivo tanto para usuarios principiantes como avanzados. Cuando inicie Dreamweaver por primera vez, se le pedirá que elija entre niveles de habilidad "principiante", "intermedio" y "avanzado". Esto ayuda a determinar la cantidad de funciones que se le muestran y si se le darán opciones para realizar tareas más complejas, como crear un sitio a partir de un código.

Además de una interfaz potente y de diseño refrescante, Dreamweaver admite prácticamente cualquier tipo de código web, desde HTML básico hasta CSS, PHP y JavaScript, por nombrar solo algunos. Si aún no está listo para editar el código sin procesar, Dreamweaver admite plantillas de WordPress y Drupal.

Otras características avanzadas incluyen una "visualización en vivo" para la vista previa de sitios web, así como soporte para certificados y un espacio de trabajo dedicado para desarrolladores. Si está haciendo su primera incursión en sitios de programación, Dreamweaver también ofrece consejos para mejorar su código.

El consenso general de las opiniones de los usuarios es que, si bien esta herramienta de diseño web es increíblemente flexible, el arsenal de características puede ser realmente abrumador.

Afortunadamente, Dreamweaver ofrece una versión de prueba gratuita, así que tómate un tiempo para experimentar y ver si es adecuado para ti.

2. Bluefish

Ligero y fácil de usar: un gran pez en un pequeño estanque

Bluefish es una de las herramientas de diseño web más pequeñas disponibles en la actualidad. El pequeño instalador pesa poco menos de 53 MB y la configuración solo demora unos minutos. Si bien la interfaz es solo de texto, está claramente diseñada teniendo en cuenta a los novatos ya que emplea barras de herramientas definidas, menús personalizables por el usuario y resaltado de sintaxis.

Si bien el foco principal está en HTML, Bluefish admite una amplia gama de otros lenguajes, incluidos PHP, Java, JavaScript, SQL, XML y CSS.

A diferencia de las herramientas visuales de diseño web WYSIWYG, la interfaz de texto proporciona un código mucho más limpio.

Bluefish tiene una función de búsqueda excelente, que le permite encontrar texto en múltiples proyectos. La herramienta tampoco tiene problemas para hacer malabarismos con cientos de documentos al mismo tiempo. Aunque Bluefish admite el trabajo con archivos remotos, los diálogos y asistentes variados y útiles actualmente no admiten la carga directa de páginas web a través de FTP.

A pesar de los mejores esfuerzos de los desarrolladores, Bluefish puede tomar un tiempo para acostumbrarse. Sin embargo, la herramienta está disponible de forma gratuita, por lo que no tiene nada que perder al intentarlo.

Durante nuestra prueba en una PC con Windows 10 , descubrimos que teníamos que instalar GTK + 2.24.8 para ejecutar Bluefish. Un enlace de descarga para GTK está disponible a través del sitio web de Bluefish.

3. Editor de texto Atom

Un editor de texto extremadamente avanzado para codificadores hardcore

Descrito por su desarrollador como un "editor de texto pirateable para el siglo XXI", el Atom gratuito y de código abierto nos llega desde el equipo de GitHub.

Atom es una aplicación de escritorio dedicada y admite una variedad de lenguajes de programación como HTML, JavaScript, Java, PHP, CSS y XML. El editor de texto reconoce automáticamente el idioma que está utilizando y codificará el color y lo organizará según corresponda.

Atom también tiene una útil función de autocompletar para escribir código. Puede administrar múltiples archivos a la vez a través del excelente 'minimapa' en el panel izquierdo.

Como la interfaz es solo de texto, Atom está orientado a usuarios más avanzados. Sin embargo, hay una serie de extensiones descargables libremente, como 'paquetes', que pueden hacer que este editor de texto sea un placer de usar. Los paquetes disponibles incluyen Emmet, que le permite escribir HTML y CSS usando un código abreviado. Otro es Pigment que escanea su secuencia de comandos en busca de códigos de color y los muestra automáticamente en el color de fondo.

Atom es verdaderamente multiplataforma ya que está disponible para Windows, Linux y macOS.

Esto lo hace ideal para trabajar en material protegido por derechos de autor. Y como es de código abierto, la comunidad de desarrollo puede responder rápidamente a cualquier error o defecto de seguridad que se descubra.

4. Google Web Designer

Una excelente herramienta para crear contenido interactivo

Google Web Designer es principalmente para crear contenido interactivo en HTML5, JavaScript y CSS. En inglés simple, esto significa que su función principal es crear anuncios.

La buena noticia es que esto se hace a través de una GUI extremadamente simple de usar que incorpora herramientas de diseño apuntar y hacer clic que cubre texto, formas básicas, animaciones 3D y mucho más. Cualquier característica 3D se muestra en una línea de tiempo en la parte inferior de la ventana.

Los paneles en el lado derecho de la interfaz le permiten afinar más opciones como colores.

Google Web Designer también incorpora una útil biblioteca de componentes adicionales, como imágenes, videos y otras herramientas publicitarias.

Los usuarios avanzados pueden alternar entre la vista predeterminada de "diseño" y "código", por lo que la herramienta puede admitir la creación de funciones más avanzadas además de anuncios, siempre que tenga el conocimiento y la paciencia para programarlas usted mismo.

Google Web Designer todavía está en pruebas beta, por lo que carece de ciertas funciones, como la posibilidad de abrir archivos HTML creados fuera de la herramienta. Sin embargo, incluye una práctica opción de vista previa web que abrirá su proyecto actual en su navegador predeterminado.

También puede publicar contenido automáticamente. Esta oferta de Google está disponible de forma gratuita para Windows, MacOS y Linux.

5. Webflow

Oferta basada en la nube que no necesita conocimiento de codificación

Webflow es un servicio basado en la nube que se ha creado específicamente para permitir a las personas que no tienen conocimientos de codificación iniciarse en el diseño web.

Además de ser verdaderamente multiplataforma, ya que está basado en la web, Webflow enfatiza el concepto de 'código inteligente sin código'. En la primera instancia, esto significa una interfaz de arrastrar y soltar nítida que le permite colocar elementos como texto e imágenes sin problemas en una página usando una de las plantillas disponibles gratuitamente.

A diferencia de muchos editores WYSIWYG, el código producido es muy limpio y está bien escrito, incluso si elige la opción "No tengo experiencia de codificación" durante la configuración. La herramienta de automatización de Webflow creará el código HTML / CSS necesario para usted. Puede hacer cambios granulares en elementos individuales usando los paneles de la derecha.

Webflow ofrece una demostración gratuita de sus características a través del sitio web, y también puede suscribirse para obtener un paquete de inicio gratuito que le permite crear hasta dos proyectos. Si necesita más de esto y / o necesita servicios de alojamiento web también, los precios comienzan en $ 24 (£ 18, AUD $ 32) mensualmente.

Esto es un poco caro en comparación con herramientas equivalentes, fíjate.

Webflow también tiene poco soporte para complementos de comercio electrónico o herramientas de marketing. Puede usar una herramienta separada como Google Web Designer anteriormente mencionado para crear contenido de publicidad interactiva si lo desea.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!