Para la mayoría de las personas, pensar en un dispositivo inteligente que comparta sus conversaciones íntimas y enviar esas grabaciones a sus conocidos es materia de pesadillas distópicas. Y para una familia en Portland, es una pesadilla que se volvió demasiado realcuando su Amazon Echo envió una grabación de una conversación privada a un contacto al azar en su directorio telefónico.

Afortunadamente

La conversación grabada fue bastante banal: una charla sobre renovaciones de casas.

Pero a medida que la Tecnología hogareña inteligente se integra rápidamente en nuestras vidas diarias y espacios privados, no es difícil imaginar escenarios mucho peores.

Altavoces inteligentes graban conversaciones de los residentes. Los termostatos equipados con sensores de movimiento rastrean el paradero de cada miembro de la casa y cuando salen de la casa. Los refrigeradores recuerdan las listas de compras y los hábitos de gasto.

Una cosa está clara: cuando los residentes invitan a la tecnología inteligente a sus hogares, están jugando con su privacidad.

Irónicamente, la casa inteligente puede convertirse en la salvación de la privacidad en línea. Las empresas de Internet se han salido con la suya acumulando datos personales durante mucho tiempo, en parte debido a lo que los expertos llaman " la paradoja de la privacidad ": mientras que la mayoría afirma que se preocupa profundamente por la privacidad en línea, muy pocos actúan para protegerla.

Basta con mirar el reciente furor por la falta de protección de privacidad de datos de Facebook, que resultó en el compromiso de 87 millones de información personal de los usuarios. Aunque muchas personas tuitearon que eliminarían #Facebook, ¿cuántos realmente cerraron sus cuentas de forma permanente? Ciertamente mucho menos de 87 millones.

Aunque los expertos no están de acuerdo

Sobre por qué existe esta paradoja, al menos parte del problema parece estar enraizado en el hecho de que el espacio en línea es virtual, mientras que nuestros instintos de privacidad evolucionaron en el espacio físico.

Al llevar las incursiones de privacidad virtuales en el mundo físico, particularmente en el espacio privado protegido del hogar, la tecnología de hogar inteligente podría cortocircuitar esa dinámica.

Internet es intangible, por lo que sus riesgos de privacidad también parecen ser. Una cosa es saber, en el fondo de su mente, que Facebook tiene la capacidad de revisar sus mensajes privados. Pero cuando los dispositivos de su hogar graban sus conversaciones o movimientos físicos, es más difícil ignorar la amenaza inminente de violaciones de privacidad potencialmente desastrosas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más