Samsung está haciendo todos sus esfuerzos para aumentar las pobres ventas del Galaxy S9 y después de haberse reído de los fanáticos de Apple por el lento iPhone ahora le toca al iPhone X por la velocidad de las descargas.

Samsung se burla de Apple

A menos de un mes después de la llegada del Galaxy Note 9 , Samsung sigue luchando con las bajas ventas y las pocas expectativas del Galaxy S9 que simplemente no puede satisfacer los gustos de los consumidores a pesar de la caída significativa del precio.

De hecho, no está claro por qué el consumidor debería comprar un producto que tenga las características técnicas del mismo modelo, no solo el año pasado, sino incluso hace dos años.

Sin embargo, la compañía surcoreana simplemente no puede entenderlo y todavía pretende burlarse de Apple, sus fanáticos y los empleados de Apple Store.

Y es que ha salido en algunos países un nuevo spot protagonizado por una mujer de la tienda Apple, esta le pregunta a un empleado si el iPhone X tiene velocidades de descarga más rápidas que el Galaxy S9. En este punto, la vergüenza del empleado que afirma que la velocidad de descarga del iPhone X es más alta que la del iPhone 8 confirma, sin decirlo, que el Galaxy S9 es superior.

Samsung apuesta por un spot burlón

Después de burlarse del iPhone 6 y la desaceleración impuesta por Apple en los modelos más antiguos, surge otro intento comercial muy directo contra su competencia. Pero demostrar que el Galaxy S9 es mejor que el iPhone X, enfocándose solo en la velocidad LTE, como se hizo a mediados de mayo ,no parece ser la mejor estrategia.

Con estos anuncios no está claro a dónde quiere llegar la compañía surcoreana. Definir un estilo de caída es un eufemismo, es claro que Samsung está tratando de llevar el nivel de la comparación no a los números de mercado, del LS9, sino en los puntos de referencia, por supuesto, sólo en aquellos que son favorables para el gigante de Corea del Sur.

Apple lanzó en febrero una campaña minimizando un dispositivo Samsung

Hace a penas unos meses, Apple lanzó una campaña en la que presumía orgullosa un iPhone y lo comparaba con el entonces nuevo dispositivo de Samsung [VIDEO]. En ese spot utilizaba el eslogan “Switch to iPhone” con el que invitaba a los consumidores a cambiar su celular por un, iPhone. Ahora, Samsung le da un giro a la frase para que apuesten por actualizarse con un Galaxy: “Upgrade to Galaxy."

Tal vez, sería mejor para Samsung y su administración centrarse más en la innovación que publicar anuncios que no tengan sentido porque a la mayoría, esta estrategia le ha parecido ridícula.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más