Existen #plantas que generan sustancias que influyen en la mente y el espíritu del hombre, muchas culturas y religiones utilizan estas variedades de plantas para sus rituales, oraciones y danzas. El uso de matas alucinógenas ha formado parte de la sociedad humana por milenios y - en los últimos años - están teniendo el interés de científicos que se disponen a estudiar las sustancias que generan y los beneficios que podrían obtener de ellas.

El Cactus San Pedro es un planta ornamental, que por su capacidad de adaptación se puede encontrar en muchas partes, es una especie de la familia cactácea trichocereus pachanoi, cuando es una planta de cultivo - por lo general - no tienen muchas espinas.

Anuncios
Anuncios

Este tipo de cactus se distingue por su rápido crecimiento, casi medio metro al año. Se puede encontrar en Perú, Chile, Argentina, Ecuador y otras partes del mundo, ya que es de fácil cultivo y soporta muchos tipos de climas áridos y helados. Su flor es blanca, florece por las noche y pocas veces al año, los ejemplares mas jóvenes suelen dar solo una flor, mientras que los más viejos dan muchas.

Cactus de los Cuatro Vientos San Pedro

Este modelo de cactus se ha utilizado por mucho tiempo en las ceremonias de tribus del Perú, cuentan que los chamanes tomaban una bebida de nombre achuma, aguacoya o cimora preparada con la savia de los cactus, perdiendo el juicio, como sucedía en México con el peyote. Esto sucede por que los cactus contienen un alcaloide llamado mescalina del grupo de las feniletilaminas, y que ahora está siendo estudiada por su uso en la medicina.

Anuncios

La mescalina es la causante de efectos alucinógenos entre quienes lo consume.

Esta especie de cactus se recolecta en las partes altas de Los Andes, donde existen lagunas sagradas, ahí los chamanes acuden a purificarse, creen que la planta otorga poderes mágicos para la adivinación o sirve para eliminar males, como brujerías. Los chamanes dicen que los cactus con cuatro costillas son los más potentes, ya que representa los cuatro vientos y los cuatro caminos. Los poderes de San Pedro son incluso representados como planta ornamental, ya que los chamanes dicen que cuida la casas como un perro y emite un chiflido que ahuyenta a los intrusos.

El cactus San Pedro, igual que el peyote no ha sido visto bien vistos por la comunidades católicas, quienes han luchado contra el uso de la planta. Adicionalmente, dicen que cuando se consumen, las personas quedan medio muertos y posiblemente de ahí se origina el nombre San Pedro, ya que es el personaje que abre las puertas en el cielo. Gran parte de la información sobre este tema, puedes encontrarla en el libro Plantas de los Dioses, de los autores Albert Hofmann y Richard Evans Schultes. te invito a leerlo. #Cultura #Naturaleza