La industria cinematográfica de Hollywood ha echado mano a las franquicias de historias que se pueden convertir en sagas, ejemplos hay muchos: Star Wars, Harry Potter, Toy Story, Avengers, Batman, por mencionar sólo algunos que han tenido secuela, precuela y cualquier cosa que se les cuele.

Algunas historias parecieran no ser inagotables, tal es el caso de Star Wars que para algunos que pensaban que 6 películas sería lo único que veríamos, este año se estrena Episodio VII como inicio de una tercera trilogía. Otras como Batman o Spider Man se ha optado por contar una y otra vez desde diferentes puntos de vista sin que esto merme el interés por ver los filmes.

Anuncios
Anuncios

Pero también hay producciones que pintaban para ser sagas exitosas y se quedaron sin empuje. Aquí algunos ejemplos:

"The Last Airbender" (El último maestro del aire). Basada en la historia "Avatar", que habla de una tierra dividida en 4 territorios que representaban un elemento de la naturaleza (agua, tierra, fuego y aire); un pequeño guerrero del territorio del aire buscaría impedir la invasión de los maestros del fuego para conquistar a los otros tres.

Palomera y entretenida, daba para exprimirle ganancias. Al final de la película veíamos la introducción de una villana que enfrentaría al héroe, pero supongo que el proyecto paso del "Ultimo maestro del aire" a "lo que el viento se llevo... y no regreso"

"Jumper" Protagonizada por Hayden Christense y Samuel L. Jackson, relataba la historia de un muchacho con la habilidad de teletransportarse, aparecerse de la nada en cualquier lugar y aprovechar eso para obtener beneficios y placeres; un grupo llamado "los paladines" rastreaban, cazaban y mataban a este tipo de personas por considerarlas aberrantes.

Anuncios

David, el personaje principal, trata de escapar de ellos, en medio de eso establece una relación amorosa con una chica y enfrenta un conflicto de abandono con quien fuera su madre.

La película era entretenida y bien lograda, el guión dejaba abierto la clara posibilidad de una segunda parte, el villano queda con vida y el héroe deja irresuelto su conflicto familiar, pero el que creó el proyecto también se teletransportó y nunca regreso.

"The Golden Compass" (La brújula dorada) Basada en la novela "La matearía obscura", relato sobre una tierra donde los hombres mantienen una simbiosis de vida con los animales, quienes fungen como sus conciencias hechas materia, cada ser humano se acompaña de algún animal de la naturaleza al que llaman daimonion. Una niña llamada Lyra Belacqua (Dakota Blue) sale al auxilio de su tío Lord Asriel (Daniel Craig) que se ha extraviado en una expedición a los confines de la tierra para probar una teoría sobre las "partículas de polvo", la heroína se enfrenta a las perversas intensiones de Marisa Coulter (Nicole Kidman) quien busca evitar se descubran los detalles de las "partículas de polvo".

Anuncios

En su aventura se topará con Iorek Brynson, un oso desterrado de su reyno quién ayudara a Lyra en su cometido si esta le ayuda a recobrar su honor.

Se esperaba que el filme tuviera un éxito similar al de otras novelas escritas llevadas al #Cine como Harry Potter, pero la historia era compleja y la película aburría. Al final del filme vemos al personaje de Daniel Craig colgado en una montaña ártica esperando a ser rescatado, quizá el proyecto estaba junto a él y se quedo igual, colgado y congelado.

Tengo otros ejemplos de películas que no vieron su segunda parte, espero comentarlas en una posible segunda entrega de esta nota, continuará.