Uso, costumbre o preferencia particulares de un periodo temporal o sitio determinado

De acuerdo a su referencia más amplia, moda es una práctica, usanza o costumbre que se mantiene vigente durante un tiempo limitado en una comunidad, incluso un país o una región geográfica más vasta.

En el ámbito del marketing, si bien es una noción que no cuenta con demasiada cientificidad, definitivamente moviliza a multitudes de personas. Se trata de un notable fenómeno social que en muchas ocasiones expone características bien definidas: es concreto, con tendencia a lo universal y en modificación constante.

La moda implica una imitación masiva y el interés captado de una gran cantidad de individuos. De modo que una moda, para ser reconocida como tal, debe de atraer el interés de muchas personas y no solo de una o unas cuantas.

También existen algunos expertos que sostienen que la moda es una elección que se realiza de acuerdo a las preferencias personales que se tienen. De manera que a veces ciertas prendas o complementos en realidad no les sientan bien a determinadas personas, por sus características físicas, pero las usan con gusto puesto que obedecen a cierta moda y así se sienten integradas al parecer general.

Es así que la moda está estrechamente vinculada a un natural sentimiento de pertenencia. Es algo que se hace más patente entre las personas más jóvenes, principalmente entre los adolescentes. Pueden manifestarse a través de algunos aspectos u objetos visibles, como los peinados o prendas de ropa, o bien al escuchar algún estilo musical, acudir a cierto restaurante, o elegir para pasar las vacaciones un cierto destino turístico en específico.

Otra de las facetas en las que se manifiesta una moda, es en las formas de expresión. En este caso, de vez en vez muchas personas comienzan a utilizar palabras o frases en las circunstancias más variadas. Además, la expresión estar de moda se refiere a que una prenda de ropa, un peinado o una manera de actuar a adquirido una especial vigencia y pertinencia. Es algo que de pronto denota estilo y que es practicado o usado por numerosas personas.

En cambio pasar de moda es aquello que ha dejado de ser conveniente, que se vuelve obsoleto y fuera de lugar.