En hojas de acusación obtenidas de la corte, la policía alega que los niños fueron abusados ​​repetidamente entre 2014 y 2016. La policía alegará que el 25 de abril de 2016, dos mujeres de 58 y 29 años obligaron a dos de los niños, que tenían cuatro y siete años en ese momento, a tener relaciones sexuales con ellos. La policía también acusa a la mujer de 29 años de hacer que los dos niños tuvieran relaciones sexuales ese mismo día. Ambas mujeres están acusadas de abusar físicamente de esos dos niños el 25 de abril de 2016.

Siete personas se declaran inocentes

Siete personas, cuatro mujeres de 58, 29, 26 y 20 años, dos hombres de 52 y 18 años y una joven de 17, han sido acusadas y todas están relacionadas con la escuela regional de arte. Tienen la intención de declararse no culpables.

Bryan Wrench, el abogado que los representa, dijo el martes a un tribunal que hubo "otro lado" de esta historia. El grupo permanece tras las rejas, antes de una solicitud de libertad bajo fianza la próxima semana. La sede de la escuela estaba desierta ayer, con basura esparcida por su exterior y proyectos de cerámica a medio terminar visibles en el interior. Hay un total de 127 denuncias contra el grupo, incluida una en la que la policía afirma que se extrajo sangre de los niños, que luego fueron obligados a beberla.

Los documentos detallaban otras ocasiones en las que supuestamente el acusado tendría relaciones sexuales con los niños en compañía de uno o más de los otros. Los cargos contra el hombre de 58 años también incluyen la privación de libertad, la detención por gratificación e intimidación.

La mujer de 29 años enfrenta ocho cargos, mientras que la de 23 años enfrenta 13 cargos. El hombre de 52 años no está acusado [VIDEO] de abusar sexualmente de los niños, [VIDEO]pero se alega que ha sido testigo de tres agresiones sexuales y tiene dos cargos en relación con su filmación.

Documentos judiciales han revelado más detalles sobre el presunto abuso sexual y físico de tres jóvenes por parte de personas vinculadas a una escuela de artes escénicas en la región de Nueva Gales del Sur, incluido el Día de Anzac en 2016. Dentro de una de las habitaciones había proyectos de cerámica a medio terminar sobre mesas. Siete personas vinculadas a la escuela están tras las rejas, acusadas de una larga y espeluznante lista de abusos sexuales y físicos contra tres niños, todos menores de ocho años.

Un vecino de la escuela le dijo al ABC que se sentía mal después de enterarse de las acusaciones formuladas por la policía el día de ayer, y entre las más conflictivas estaba que los niños eran sometidos a "rituales de sangre". La gente exige cadena perpetua para las sietes personas que ultrajaron a los niños.