Suele decirse que las mejores películas de terror son aquellas que juegan constantemente con el límite entre realidad y ficción, haciendo que los espectadores sientan en primera persona el temor que atraviesan los protagonistas. El momento en el que el espectador comienza a percibir la amenaza como real y que no logra identificar si la historia es real o producto de un excelente guión, representa el triunfo del director.

De esto se trata precisamente la película ‘Paranormal Investigation’, uno de los filmes de terror más recomendados en Netflix que está en línea con la tendencia de los vídeos de cazadores de fantasmas en YouTube.

Esta película de origen francés, conduce a los espectadores por un recorrido a través de sus propios miedos y fantasmas, gracias al reconocido tablero que suele ser la figurita repetida de las películas de terror: la Ouija.

Investigaciones paranormales

La fantasía popular de conectar con el más allá e interactuar con espíritus a través de un portal, en este caso, el tablero de Ouija, es el punto de comienzo de "Actividad Paranormal". Esta película dirigida por el francés, Franck Phelizon, utiliza el tablero de Ouija como punto de partida para una historia de investigación paranormal. La cámara infrarroja con función de visión nocturna y el lente en color rojo y verde, ayudan a darle forma a este falso documental que, por momentos, confunde a los espectadores.

Este formato hace que por un largo rato o incluso hasta el final, los espectadores no sepan si se trata de un filme o de una historia real, lo que agrega aún más emoción.

La historia comienza con tomas de un grupo de adolescentes que juegan a la Ouija. Todo parece ir bien hasta que Dylan, caracterizado por Jean-Baptiste Heuet, le pregunta al espíritu cómo murió. Esta pregunta es la que modifica el desenlace del juego y del filme, ya que inmediatamente después, Dylan comienza a experimentar convulsiones, que son el primer indicio de que el joven ha sido poseído por un fantasma.

A partir de este momento, comenzamos a entender el por qué del letrero negro que se muestra al comienzo del filme, en el que se anuncia que estamos ante la novena entrega de una serie de investigaciones paranormales. El caso de Dylan es entonces, el noveno. Lo que deja pensar que quizás haya más historias por conocer, quizás en una precuela o en un formato de serie.

El caso de Dylan es investigado por Andrei, caracterizado por el ex jugador de fútbol, Andrei Indreies.

La investigación de este cazador de fantasmas se centra en las imágenes obtenidas, gracias a las cámaras de seguridad instaladas a lo largo de la casa y a las entrevistas realizadas a los amigos y familiares de Dylan. A medida que Andrei va llevando a cabo su investigación, la intriga por saber qué sucede con Dylan va generando cada vez más temor. Las cámaras instaladas en la casa permiten ir siguiendo el extraño comportamiento de Dylan, lo que a su vez, incrementa la tensión.

La identidad del fantasma se consolida como uno de los principales enigmas de esta película y le va dando sentido a este relato en el que interviene también la historia de un ex oficial alemán y escenas de exorcismo que dan escalofríos.

La amenaza que supone este fantasma para la vida de Dylan es lo que despierta un gran temor en los espectadores. Este enfrentamiento con su fantasma interno, roza constantemente la línea entre la realidad y la ficción y deja al espectador pendiente hasta el final para saber cómo se resuelve este misterio. ¿Qué sucederá con Dylan? ¿Logrará superar al fantasma y sobrevivir? Estas son algunas de las preguntas que surgen hacia el final del filme.

Enfrentar fantasmas y comunicarse con el más allá

Por más simple que parezca la historia, lo cierto es que está cargada de significados y de elementos que suman a la narración. La idea de enfrentarse a los miedos y de comunicarse con el más allá, son conceptos que cobran cada vez más fuerza en la actualidad y que desde hace tiempo generan preguntas en las personas. La incorporación de estos argumentos en el filme es un gran acierto. Además, el estilo de documental de la película, aporta verosimilitud a la historia y lleva a pensar que se trata de hechos reales.

El uso de lentes fijas y en modo nocturno, también aporta un grado de veracidad a la filmación y es quizás la razón por la cual los espectadores confunden esta ficción con un documental de hechos paranormales. Si bien "Paranormal Investigation’"es una película de bajo presupuesto, los recursos utilizados permiten amplificar las emociones y los sentimientos, haciendo que una vez más, los espectadores sientan que se les hiela la sangre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más