En el mercado es fácil encontrar muchos tipos de refrescos, los cuales no son bebidas alcohólicas, quitan la sed y aportan grandes cantidades de calorías que no son recomendables para la Salud; regularmente no tienen nutrientes útiles para el cuerpo humano, salvo algunas excepciones, pueden contener vitamina C añadida. Por otra parte, el exceso de bebidas muy dulces, como los refrescos promueve el sobrepeso y la aparición de las caries.

Muchas veces las reuniones sociales promueven el consumo de refrescos, es común encontrar en eventos mesas servidas con bebidas azucaradas carbonatadas de todo tipo, sin embargo, consumirlos de manera ocasional no deja efectos dañinos en la salud, pero si pueden ser perjudicial si se toman estas bebidas a diario.

Especial vigilancia deben tener las personas diabéticas con respecto al consumo de refrescos [VIDEO], quienes deben seguir un control dietético médico estricto.

Los niños y las bebidas azucaradas

Con respecto a los niños, cuando toman muchos refrescos tienen menos apetito, lo cual puede generar una pérdida de peso e inclusive malnutrición. Adicionalmente, muchos refrescos que se comercializan en los diferentes mercados tienen en su composición aditivos, tales como: endulzantes, potenciadores de sabor, colorantes y conservantes, que carecen de valores nutritivos y, en algunos casos, pueden propiciar la aparición de alergias.

Las bebidas deportivas

Sobre este tema, los especialistas en Nutrición explican que las bebidas reducidas en calorías están elaboradas con endulzantes artificiales y son preferibles a las bebidas azucaradas; además tienen la ventaja de no provocar caries, ni sobrepeso.

Las personas que realizan actividades deportivas con regularidad - por lo general - toman bebidas energizantes. Estas pueden ser isotónicas, las cuales permiten reponer los fluidos corporales y las sales minerales que se eliminan a través de la sudoración. Otro tipo corresponde a las bebidas elaboradas con hidratos de carbono, capaces de proporcionar energía, pero pueden contener mucha glucosa, lo que repercute en la salud dental y no contribuyen a mantener estables los niveles de azúcar. Para los deportistas es preferible tomar jugos de frutas recién exprimidas - sin azúcar añadida - y mucha agua. La hidratación para quienes practican deportes debe ser sana, especialmente entre quienes entrenan para perder kilos y lucir una figura más esbelta.