Anuncios
Las noticias del momento

La libertad de movimientos es indispensable para el sueño nocturno

La cama debe ofrecer condiciones confortables y asegurar total libertad de movimientos al dormir
La era de las invasiones bárbaras obligó a terminar con el reinado de las camas sobreelevadas, incómodas para los nómadas y muy sensibles para ciertos grupos poblacionales y sus tradiciones cotidianas a la hora de dormir. Sin embargo, un factor común en todas las culturas es la libertad de movimientos que demanda el hecho de dormir bien, durante varias horas, especialmente en las noches. Los estudios científicos sobre el sueño, revelan que con las cruzadas llegó la preocupación por dormir bien. Bajo Luis XIII, la cama real se volvió sedentaria, con la corte y con los impedimentos o bagajes monárquicos. Antes de Luis XV, la calefacción de las alcobas era casi inexistente; el Rey Sol dormía cubierto por una verdadera montaña de pieles y de lana. Para favorecer la comodidad a la hora de dormir fue necesario todo un concurso de progresos técnicos, tales como el invento del colchón de lana, que reemplazara al jergón de paja, y la fabricación en serie de camas de hierro,...
Anuncios