Muchos mitos rondan alrededor de la celulitis, pero sin duda esta enfermedad metabólica se relaciona con el sobrepeso y es considerada como una inflamación del tejido celular, que se encuentra bajo la piel, especialmente en la región de los glúteos, los muslos y el abdomen. Pero para muchos, la celulitis es una realidad mal comprendida, ligada al culto a la esbeltez, que las mujeres tratan de evitar, cuya aparición es inevitable.

Algunos estudios científicos demuestran que, el problema de la celulitis nació con el culto a la delgadez femenina, y no parece haberse conocido en la época remota de Renoir.

Ciertamente, hay que ponerle remedio al exceso de peso y, preferiblemente prevenirlo. Pero la fuerte delgadez que buscan muchas mujeres de esta época contemporánea, ya no es conveniente.

Desde comienzos de siglo XX, la silueta femenina comenzó a cambiar mucho, como consecuencia de una alimentación diferente, de otro modo de vida y de la aparición de distintas formas de vestirse. La desaparición del antiguo corsé puso término a las tallas ultra delgadas, porque ¿quién podría llevar hoy un cuello de palomina, a manera de cintura?, junto a pechos y caderas demasiado sobresalientes.

Cambios físicos en la mujer y la celulitis

En la actualidad, las jóvenes son más grandes y más cuadradas en muchos países, especialmente si se compara con sus madres o sus abuelas.

Con peso y talla iguales, muy pocas madres pueden ponerse los vestidos de sus hijas, porque son demasiado anchos; esto revela que el tipo humano no es invariablemente fijo, el ambiente lo transforma y lo hace evolucionar. Sin embargo, la celulitis está siempre ahí.

Para muchos expertos, la celulitis es objeto de un mercado próspero, en contante expansión.

Cremas milagrosas en múltiples presentaciones, desde el llamado drenaje linfático, hasta los tratamientos con láser, siguen prometiendo ser eficaces para combatirla. Pero estos tratamientos se dirigen al efecto, no a la causa y por eso tiene sólo una eficacia limitada en el tiempo, sin contar con los problemas que pueden suscitar, sobre todo cuando se confían a manos poco calificadas.

Tips para mejorar la celulitis

Entre las alternativas más comunes para controlar la celulitis se encuentran: los deportes regulares, beber abundante agua durante el día, los masajes en piernas, glúteos, abdomen y brazos, el uso de cremas anticelulíticas con frecuencia especialmente en las zonas donde se hace más visible la presencia de la celulitis, los auto masajes diarios regulares en las áreas afectadas, el uso de ropas deportivas ajustadas, entre otras.

Para muchas mujeres combatir la celulitis resulta una verdadera batalla, que comienza desde que son adolescentes y empiezan a percibir los cambios que se realizan en su cuerpo, sin embargo, con la ayuda de algunos médicos, entrenadores y profesionales de la estética se puede llevar, de la mejor manera posible, su inevitable aparición y - poco a poco - reducirse.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!