Los deportes mecánicos y de destreza comprenden principalmente el automovilismo, el motociclismo, el tiro con arco y la motonáutica, también considerados de alto riesgo, son actividades físicas y de ocio, que representan peligros reales o aparentes para quienes los practican. Estas actividades deportivas se realizan en condiciones difíciles o extremas, implican una alta exigencia física y especialmente mental.

El automovilismo

Es un deporte que comprende las carreras de velocidad, por una parte en circuito de carrera o en autódromo, salida en línea y, por otra, carrera en cuesta o contra reloj; además de los rallyes que ponen en juego la regularidad y la resistencia con un promedio de velocidad obligatorio, según un itinerario variable.

Se incluyen también los slaloms y rallyes-cross.

El motociclismo

El desarrollo de esta práctica va paralela al automovilismo. Los campeonatos mundiales de velocidad pura, se celebran en circuito de carrera, en autódromo o motódromo. Otras formas de competencia, más recientes, son los motocros todo terreno, el trial recorrido entre 80 y 120 kilómetros, por caminos y senderos, con un promedio impuesto de velocidad de 120 km/h, los rallyes de regularidad todo terreno y diferentes pruebas, como las pistas de ripio o de carreras.

La motonáutica

Este deporte motonáutico se practica en canoa automóvil de motor, puede ser en un bloque amovible o no. Es una actividad de navegación con muchos seguidores en todo el mundo, que consiste en competir en velocidad, tripulando una embarcación a motor.

En 1917 se creó el primer motor fuera de borda, lo que favoreció el crecimiento de la motonáutica.

El automovilismo, el motociclismo y la motonáutica tienen características similares. Sus cualidades requeridas incluyen una buena condición física general, la cual es indispensable. Mientras, que el gasto físico es considerable y se requiere una buena fuerza muscular para mantener la máquina a gran velocidad o en los pasos difíciles, así como para luchar contra la fuerza centrífuga.

Para obtener un buen rendimiento en estas disciplinas se requieren: la velocidad, la coordinación, el dominio de sí mismo y una perfecta visión.

Los beneficios que aportan el automovilismo, el motociclismo y la motonáutica son muy amplios. Estudios recientes han demostrado, que la frecuencia cardíaca puede llegar a su máximo durante ciertas fases de la competencia.

La práctica de actividades físicas complementarias de duración también se recomiendan, a fin de obtener una buena condición física general básica, pero también para relajarse y recuperarse del agotamiento sicológico, provocado por la atención sostenida permanentemente y el estrés tan considerable, que implican los deportes mecánicos.

Los riesgos que representan estas disciplinas deportivas son altos y de orden traumático, porque evidentemente pueden ocurrir accidentes graves.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!