Los alimentos que colocas en tu plato todos los días son mucho más poderosos de lo que crees. Si elige comer ciertos alimentos mientras limita o evita otros alimentos, puede tener un gran impacto en su Salud general. Entonces, es importante entender cómo comer sano.

Cientos de estudios, después de todo, sugieren que puede reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 [VIDEO], cáncer , enfermedades neurodegenerativas, inflamatorias, oculares relacionadas con la edad , renales, enfermedades hepáticas , obesidad y otros problemas de salud mediante el aprendizaje.

Amenazas a tu salud

Los investigadores ahora saben que una raíz común de las enfermedades crónicas es la inflamación y el estrés oxidativo. Mientras que la inflamación aguda -la reacción natural del cuerpo que defiende su cuerpo de una lesión o ataque- es algo bueno, la inflamación crónica no lo es.

La inflamación aguda desaparece una vez que su cuerpo ha combatido exitosamente una amenaza. Pero cuando hay inflamación crónica, la reacción inflamatoria de su cuerpo no se cierra o se activa cuando no hay un desencadenante real.

Esta inflamación en curso, que puede durar días, semanas o incluso años, puede contribuir a muchas enfermedades, como la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2, el cáncer, la artritis reumatoide, la degeneración neurológica y las enfermedades pulmonares.

El estrés oxidativo y la inflamación van de la mano. El estrés oxidativo ocurre cuando el nivel de radicales libres (moléculas inestables y reactivas) en su cuerpo excede la capacidad de su cuerpo para neutralizar estas sustancias, lo que puede dañar las células, las proteínas y el ADN.

Su dieta entra en juego porque los antioxidantes y otras sustancias en los alimentos pueden ayudar a contrarrestar la inflamación crónica y el estrés oxidativo en su cuerpo.

Por el contrario, una dieta poco saludable puede promover la inflamación y el estrés oxidativo.

Los estudios han demostrado que las dietas altas en almidones refinados, azúcares, grasas saturadas y grasas trans y bajas en alimentos vegetales y peces parecen activar la respuesta inflamatoria del cuerpo. Este patrón dietético se denomina "dieta occidental" porque es típico en las naciones industrializadas.

Sin embargo, una dieta rica en alimentos vegetales integrales, carbohidratos y grasas saludables y alimentos magras y con alto contenido de proteínas enfrían la inflamación en el cuerpo. Este patrón dietético es lo que la mayoría de las organizaciones de salud recomiendan para una salud óptima.

Cómo comer sano: su plan de dieta

Un plan de dieta saludable enfatiza los alimentos ricos en nutrientes, incluidos los granos enteros, frutas, verduras, nueces y pescado. Estos alimentos como parte de su plan de dieta proporcionan a su cuerpo vitaminas, minerales y otros compuestos esenciales que ofrecen beneficios para la salud.

Y, llenar su plato con alimentos ricos en nutrientes puede ayudar a mantener su contador de calorías en un rango que respalda un peso saludable.

Los alimentos vegetales son ricos en fitoquímicos, compuestos de plantas que sirven como un sistema de defensa natural. Los fitoquímicos se encuentran en la piel y la carne de la planta. Los científicos han identificado miles de fitoquímicos en alimentos de origen vegetal, descubriendo nuevos en todo momento.

Los fitoquímicos también proporcionan beneficios protectores a los humanos que los comen. Los fitoquímicos tienen fuertes actividades antiinflamatorias y antioxidantes que se ha demostrado que ayudan a proteger contra las enfermedades crónicas. Además, la investigación ha revelado otras acciones beneficiosas de fitoquímicos. Al comer un arco iris de alimentos vegetales enteros, puede obtener los beneficios de comer una gran variedad de fitoquímicos.

Encontrar fitoquímicos y por qué debería

Los fitoquímicos, así como las vitaminas, los minerales y la fibra, se encuentran en los niveles más altos en alimentos vegetales enteros y sin refinar. Cuando los alimentos vegetales se pelan, se muelen y se mezclan con grasas no saludables, sodio y azúcares, pierden su poderoso perfil de nutrientes.

Sin embargo, no confunda los alimentos altamente procesados ​​y refinados con alimentos que hayan sido enlatados (sin sal añadida o azúcar), congelados o cocinados. La mayoría de los alimentos integrales retienen la mayoría de sus nutrientes si están cocinados, congelados o enlatados. Mantener a mano alimentos enlatados y congelados ayuda a garantizar que siempre tenga alimentos ricos en nutrientes disponibles para sus planes de comidas saludables, independientemente de lo que esté en temporada.

La ciencia ha demostrado que los alimentos específicos muestran una promesa particular para combatir las enfermedades. Estos "súper alimentos", que incluyen proteínas, granos integrales, verduras, frutas [VIDEO], bebidas, grasas, hierbas y especias, se pueden agregar fácilmente a su dieta diaria.